martes, 27 de noviembre de 2007

EL PLAN QUEDA AL DESCUBIERTO: EL GOLPE FASCISTA YA SE ALISTA EN BOLIVIA (PARTE I)

Lo tenían preparado desde que se avecinaba la inminente llegada a poder del indígena Evo Morales, no se iban a quedar con los brazos cruzados viendo como sus privilegios de clase se iban a perder, como ya no podrían explotar al pueblo obrero y campesino, ya tenían preparado todo, y no estaban solos, el imperialismo norteamericano ayudado por sus lacayos, los altos mandos militares pinochetistas de Chile y los paramilitares colombianos le ofrecerían su amplia experiencia en derrocar gobiernos democráticos e imponer un neoliberalismo salvaje y hacerlo parecer como un acto de “defensa de la democracia”.
La táctica empezó cuando en 2005 se convocó a nuevas elecciones, luego de que el pueblo derrocara a los gobiernos neoliberales de turno, la llegada del dirigente indígena Evo Morales, líder del Movimiento Al Socialismo, era inminente. Empezarían con una táctica ya usada en Europa del Este en los 90, más precisamente en la antigua Yugoslavia, era “la balcanización de Bolivia”.
Yugoslavia luego de la Segunda Guerra Mundial, cobro su independencia y fue unificada bajo el mando de Tito, implantando su propia vía al socialismo separada de la influencia soviética, sin embargo a finales de los 80 el imperialismo europeo y norteamericano apoyó a grupos fascistas y nacionalistas de extrema derecha regionales para desestabilizar el gobierno yugoslavo y así acabar con cualquier obstáculo al avance del neoliberalismo salvaje y del imperialismo global, es así que se impulso el odio inter étnico en Yugoslavia lo que terminó con su separación y desmembramiento, surgiendo varios estados neoliberales y sometidos al imperialismo[1], embriagados con su falso nacionalismo. ¿Suena familiar, No?, pues no es simple casualidad, el actual embajador de Estados Unidos en Bolivia es el mismo que fue embajador en Yugoslavia durante la desmembración del país, por lo tanto “experto en esos temas”, el plan ya se estaba poniendo en marcha.
Así empezó con la creación de grupos fascistas en el oriente boliviano como el Comité Cívico de Santa Cruz, que con excusas étnicas y económicas, empezaron a pedir la autonomía para sus provincias, sin embargo en sus discursos cargados de fuerte racismo, se notaba que lo que en realidad querían era una separación del resto de la Bolivia colla[2]. Hay que tener en cuenta obviamente el significado económico de que sea en el oriente y no en otro lugar donde el imperialismo planeo empezar el golpe, aparte de las cuestiones étnicas, es en el oriente boliviano en donde se encuentran los principales recursos naturales de Bolivia y por ende es donde el imperialismo y sus transnacionales han puesto sus garras y es ahí donde la oligarquía temerosa se ha asentado.
Pero a pesar de toda la guerra sucia montaba en la campaña electoral del 2005, Evo consiguió más del 50% de los votos, un caso inédito en la historia de Bolivia, de inmediato se planeo la construcción del “capitalismo andino-amazónico” como le llamaban, es decir ni siquiera era anticapitalista, pero era obvio que el imperialismo y la oligarquía ya no podrían seguir conservando sus privilegios de clase ni depredar los recursos naturales ni seguir explotando al pueblo de Bolivia, se iban a parar las privatizaciones entreguistas y se le daría más poder al pueblo, no era un movimiento radical, ni socialista, pero esto no les importaba a la oligarquía, ellos ya no estaban en el poder y eso sería suficiente para que de ahí en adelante arremetieran contra el gobierno de Evo.

[1] El imperio Norteamericano, incluso llegó a bombardear varias ciudades apoyando a estos grupos nacionalistas, lo que causo la muerte de miles de civiles, fue durante el gobierno de Bill Clinton y su vicepresidente, ahora Premio Nobel de la Paz, Al Gore.
[2] Collas se les llama a los habitantes indígenas, mientras que los cambas son los blancos del oriente boliviano.

2 comentarios:

Dalia dijo...

Muy interesante tu post, veremos que pasará en Bolivia, ahora que la derecha fascista tiene más respaldo externo.

Fla Antón dijo...

Ojala que los tiempos donde se culminaban (con golpes de estado) con sueños revolucionarios hayan acabado y que el curso de la historia revolucionaria latino-americana continúe su sendero...

Si al socialismo indo-americano