domingo, 22 de abril de 2007

EL CODIGO DA VINCI Y LA HISTORIA SECRETA

Acabo de terminar de leer el Código da Vinci de Dan Brown[1] y bueno, me ha parecido una buena novela, sí, a pesar de sus críticas no me pareció tan mala, lo interesante y controvertido de esta historia no es el argumento en sí sino de los temas que trata, como el matrimonio de Jesús con María Magdalena y su posterior descendencia, su crítica al Opus Dei y algunos otros misterios de la historia. Así esta moderna historia de la búsqueda del Santo Grial nos habré un mundo a algunos secretos de la historia y particularmente de la iglesia que no era conocido por la mayoría de las personas.

A las personas siempre le a gustado los misterios, siempre tratan de encontrar respuestas, en esta obra se ve mucho de esto, donde los protagonistas Robert Langdom y Sophie Neveu se encuentran constantemente resolviendo acertijos y enigmas de todo tipo dejados por el abuelo de Sophie, Jaques Saunere que es también el Gran Maestre del Priorato de Sión (una organización secreta encargada de guardar el secreto más grande de la historia, el Santo Grial). Así tratan de resolver estos enigmas para hallar el Santo Grial y como era obvio en este tipo de aventuras del Grial no podían faltar los problemas, ya que ambos son confundidos por los asesinos del Gran Maestre y encima un monje del Opus Dei les anda persiguiendo para asegurarse de que el secreto no salga a la luz nunca.

Lo que más polémica causo de la historia es su concepción del grial, que si bien fue planteada antes en el ensayo histórico La Santa Sangre y el Santo Grial -y que de hecho le traería a Dan Brown algunos problemas judiciales con los autores de este libro- fue una teoría también planteada en el Código Da Vinci y que más polémica causo en el mundo y que algunos miembros de la iglesia se “rasgaran las vestiduras” ante semejante “blasfemia”. Según el libro el Santo Grial no sería una copa o un caliz como tradicionalmente se ha pensado, sino sería nada más y nada menos que Maria Magdalena la que supuestamente sería la esposa de Jesús y que estaría evidenciado en unos documentos llamados Sangreal, estos documentos estarían en poder de una organización secreta llamada el Priorato de Sión, en la que se dice que también fueron miembros ilustres personajes de la historia como Leonardo Da Vinci, Botticelli, Isaac Newton y Victor Hugo, de hecho una de las cosas que más llama la atención del libro es su afirmación de que en el cuadro de la Última Cena de Leonardo el personaje que estaría a la derecha de Jesús no sería el apóstol Juan sino Maria Magdalena y que ella sería el Santo Grial en esa escena ya que el cáliz no aparece.

El espectacular éxito que ha tenido el Código da Vinci en el mundo saca a la luz el interés general que hay por conocer algunos aspectos desconocidos de nuestra historia, se ha dicho de que la historia siempre la escriben los vencedores, los que ganan las guerras o los conflictos ideológicos, tratando siempre de destruir la memoria de los vencidos, manteniendo a la población en la más completa ignorancia sobre los conquistados, creo que el merito más grande del Código da Vinci es mostrarnos una teoría nueva, una historia diferente a la que nos contaron y que ha provocado que muchos investigadores en todo el mundo empiecen a investigar la verdad, ahora sin el temor de una inquisición, de una guillotina, o de un pelotón de fusilamiento atrás de ellos tal vez la verdadera historia nos sea revelada[2].

[1] Este artículo lo escribí en mayo del 2006 en el blog de Secretos de la historia: http://saberhistoria.blogspot.com/
[2] Recibí algunas críticas por estas conclusiones, la idea del artículo era poner énfasis a la manera en que algunos grupos de poder manejan la historia para sus propios intereses y lamentablemente la iglesia es una de ellas, no estoy afirmando que ninguna de las teorías expuestas en el Codigo da Vinci sean verdaderas.

1 comentario:

oscar10i dijo...

Escribes muy bien, y los temas de tu blogs son muy interesantes. Sería un placer que participes en www.expresateperu.com, un proyecto hecho por jovenes peruanos.